Te extraño de nuevo.

No comprendo.

No puedo negarlo,
ha sido difícil,
hermosamente complicado,
extraordinariamente extraño.

No siempre fue así,
he de relatarlo para su comprensión,
y es que es tan extraño,
intrigantemente bello.

Comenzó durante la primavera por supuesto, algún día en donde el calor se vuelve un enemigo de tantos más. Mis pensamientos volaban, venían y chocaban entre sí, no sabían controlarse aún, eran más jóvenes que yo. Mis referencias se convertían en mis libros, en mis historias. Mis sueños estaban sometidos a la imaginación, de igual modo que mis caprichos al deseo puro y egoísta. Algunos pensamientos perduran, otros se quedaron, estallaron, y unos últimos fueron intercambiados. De entre tantas cosas, las últimas, las importantes me conllevaron a mi persona, a mi personalidad, a mi bendición y a mi tortura. Claro que son las que aún contengo, las que aún cargo conmigo, todas de algún modo relacionadas, sueños de niño perdurados. Con facilidad las recuerdo, viven conmigo cada día, me alimento de ellas y ellas son mi objetivo en caso de haber alguno. Ellas son las causantes de mis acciones, mis decisiones. Ellas son las causantes de mí. Mis estudios, mis sueños, mis desdichas, mis predicciones de experiencias. Tú. Tú, has perdurado todo este tiempo, por ti me he movido, por ti permanezco de esta manera. Por ti todo ha perdurado, aguantado ante las objeciones. Y ahora te he encontrado. Toda una vida antes de la que esperaba verte. Infinidad de años atrás de mis sueños.

Era invierno por supuesto,
la luna no brillaba y el frío ausentaba,
te pude observar de manera clara,
perfecta y precisa.

Me apabullaste,
halagaste y mentiste,
yo te corregí y observé,
perfecta en cualquier sentido.

Me quedé sin pensamientos,
sin ideas ni sentidos,
completamente varado,
y recordándote cada respiro.

Me sentí halagado,
imbécil y distraído,
olvidé quién era,
olvidé mi persona.

¿Acaso fui demasiado estúpido?
¿En algún momento te molesté?
¿Acaso no puedes ver quién eres?
¿No puedes ver tu perfección?

Mi cuerpo demanda castigo,
un simple creyente que observa a su dios perpetuo,
Lo observa, lo roza, lo molesta,
un simple creyente que ha conjurado y vaciado su existencia.

Fueron tan solo miradas,
palabras,
ideas,
Acciones.

Miradas que evoco ante la reflexión,
palabras que pronunciaste para mí,
ideas que surcaron nuestro propio cielo,
acciones que determinaron mi miseria y mi dicha.

Es imposible el arrepentimiento,
es ilógico el olvido,
es creíble el reencuentro,
y asegurada la nostalgia.

Mi sufrimiento comienza,
mis ardores se reviven,
mi calumnia despierta,
y mis cavilaciones aumentan.

Te soñé,
te esperé,
te conocí,
y ahora te dejo ir.

Por ti es que mis decisiones fluyen,
por ti es que me retracto, me separo,
para ti es la decisión de la nostalgia,
por mi fue el encuentro sin olvido .

Con pesar,
con temor,
con dolor y de manera cruda.

Puedo estar seguro que algún día lo demostraré, que algún día de algún modo sucederá, que sera imposiblemente posible, que las oportunidades aumentarán, que algún día, algún maldito día sucederá. Aún soy niño, inmaduro, imaginativo, aún creo en el amor, y es por eso que me he enamorado.

La disculpa emana de mi boca,
emana de manera brutal,
grotesca,
es la cantidad la que lo provoca.

Es predecible que no serán las palabras las que digan lo que siento. Serán por supuesto las ideas que libero hacia las estrellas las que se encarguen de gritarlo, de hacer saber que mi perdón es más grande que mi dolor. Pero que mi amor permanece intacto, que no piensa ceder ante el monstruo del tiempo, ante el terminante capricho, o ante mi. Que mi amor permanecerá intacto siempre que te recuerde.

La gratitud invade mi mente,
sobrepasa mi entendimiento,
se complementa del dolor,
y tan solo soy capaz de decirlo.

Gracias Annie,
Gracias.

Edson

Esta entrada fue publicada en Poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s