Me enamoró la manera que lo dijiste,
rebeldemente, con furor, con odio,
pegándome en cada uno de mis sentimientos,
renunciando así al amor por completo, entero.

Transformándote de amor a odio,
y de enterrador a muerto,
me gusta la manera en que lo aceptas,
en que aceptas que no soy el único para ti.

Pensaras sobre mi, rogaría por que no te fueras,
por el que ates tu corazón a mi lado,
por el que me ames infinitamente,
por el que amor solo tengas para mí.

Dijiste que yo contaría contigo hasta el final,
aún cuando tu y yo no estuviéramos más,
¿Acaso mentiste entonces?
¿Acaso solo fue una tontería nuestro amor?

No tuviste rencor ni miedo, solo lo aceptaste,
lo aceptaste como algo más en tu vida,
lo aceptaste como otro amor al que corresponderle,
y tu me dejaste así, solo, frío, y sin amor.

Tal vez pueda encontrar este amor en otra persona.
Tal vez no, pero siempre me recordaré el tuyo como el más hermoso

Edson

Esta entrada fue publicada en Poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s